COMIDA DE NUESTRA SEÑORA DE LA GUÍA AÑO 2011 - CUARTEL DE LOS ROMANOS -

 

Vea las fotografías.

El pasado 28 de Febrero 2011, como ya viene siendo tradicional, se celebró a las 12:30 del mediodía, Misa de Comunión en Honor de nuestra titular la Virgen de la Guía, en su sede canónica la Iglesia de la Purísima Concepción, ocupando la cátedra, D. Manuel Gordillo, quien nos dirigió una homilía llena de contenido Religioso y Humano, con una buena participación de fieles y Hermanos de la Cofradía.

La Virgen, como siempre estaba bellísima, vestida para esta ocasión por sus camareras de “Hebrea”. Al término de la misa, todos los hermanos e invitados, nos trasladamos al Cuartel del Imperio Romano, donde compartimos comida de Hermandad y de Confraternidad, acompañados de nuestras esposas, con una magnifica asistencia de Hermanos y Hermanas, junto con diversos invitados simpatizantes.

El acto comenzó con las preces y bendiciendo los alimentos a degustar, por el Presidente de la Agrupación de Cofradías Juan Fernando García Arroyo. Seguidamente el grupo de música de Los Ataos, nos deleitaba con el popular pasodoble Pontano “Enrriquetilla”. El acto estuvo dirigido con gran acierto, por el portavoz de la Cofradía, el Hermano, Raúl Fernández Cosano.

Tras degustar algunos alimentos, el portavoz le cedió la palabra a la Presidenta de la Hermandad del Cristo de la Inspiración, de la Aldea del Palomar, Conchi Cosano, estando acompañada, de una nutrida representación de Hermanas de la citada Hermandad, junto con sus esposos. Ella con su particular humor, hizo una semblanza dedicada al Hermano Mayor de la Guía 2011, Antonio Gálvez (Chifarri), el cual durante el tiempo que duro su intervención, se le notaba visiblemente emocionado. Ella en nombre de las Hermanas del Cristo de la Inspiración le agradeció, con unas bonitas y sentidas palabras, llenas de contenido sentimental, su aportación imprescindible, en la construcción de las andas del paso, su decoración y ornamentación floral, además de enseñarlas a llevar un paso procesional a bastoneros.

Recordando, como fueros los comienzos y la creación de la citada Hermandad, aludiendo que acudieron al difunto “Rubio Trenas”, para que les diera consejos de quien podía sacar su proyecto hacia delante, poniéndolas en contacto con Antonio “Chifarri”, el cual realizo una gran labor de trabajo altruistamente, dedicándoles muchas horas de su tiempo libre, haciendo que sus sueños fuesen una realidad, el cual este año se cumplen quince años del citado sueño.

Tras la intervención de Conchi Cosano, el grupo de música, entono la magistral marcha procesional “Recuerdo”, en honor a todos los difuntos de la Cofradía de la Virgen de la Guía.

Tenemos que agradecer la presencia de algunos Hermanos de la Cofradía y del Imperio Romano, encabezadas por su Presidente, Juan Venegas, arropando al Hermano Mayor, Antonio Gálvez “Chifarri”, y su ayudante, José Manuel González, Hermano del Imperio, que por motivos de enfermedad, será dos veces ayudante. También nuestro agradecimiento, a algunos de los Hermanos de esta Cofradía, pertenecientes al “Apostolado”, encabezados por nuestro Hermano Juan Miguel Granados “Migueli”, que es el encargado de llevar la página WEB, de la Corporación de Los Ataos, que engloba la Historia de la Virgen de la Guía. También agradecer la presencia de nuestro Hermano Cristóbal Beato, Presidente de la Corporación el “Cirio” y Capataz de la Cofradía de nuestro Padre Señor de la Humildad y Paciencia. Como también a los Hermanos de la misma José García García, Hermano Mayor de la Guía del pasado año 2010, junto con el también Hermano de nuestra Cofradía y Cofrade Mayor del Humilde, José Antonio Torres Aguilar, electo Manantero Ejemplar para el 2011, y como es lícito exponer, la mediana presencia de los Hermanos de la Corporación matriz de la Cofradía Virgen de la Guía, Los Ataos, encabezados por su Presidente José Gómez López, que ocupaba un lugar preferente en la mesa Presidencial.

La tarde discurría en un ambiente jovial y Manantero, mientras nuestros Hermanos los músicos, interpretaban la marcha Procesional “Virgen de la Guía”. A continuación el portavoz Raúl Fernández, le cedió la palabra a nuestra Hermana María Teresa López Cosano, que como nos tiene acostumbrados, nos recito una de sus Poesías, en esta ocasión, dedicada al día de Andalucía, haciendo mención a las ocho Provincias de nuestra Comunidad Autónoma.

Espontáneamente nuestra Hermana Mari Conchi Delgado Palma, nos canto una “Saeta”, que estremecieron los corazones de todos los asistentes, ya bien entrada la tarde, de nuevo los músicos hicieron sonar sus instrumentos, interpretando la marcha Procesional “Pasión y Guía”, segunda marcha dedicada a nuestra titular la Virgen de la Guía.

Y casi a los postres, el portavoz Raúl Fernández, siguiendo el protocolo, comenzaba el turno de intervenciones, cediéndole la palabra al electo Manantero Ejemplar 2011 José Antonio Torres Aguilar, quien con los ojos humedecidos y visiblemente emocionado, recordó que su Padre perteneció a la Corporación de Los Ataos y a la Virgen de la Guía, cuando ésta la procesionaban Los Ataos, aludiendo que su Padre, al estar cuatro años haciendo el Servicio Militar, ocupo el puesto en la Corporación de Los Ataos de su Abuelo Paterno llamado cariñosamente “Pipeta”, el cual era un enamorado de vestir la Figura de San Pedro con el gallo, contándonos un hecho real.

Ocurrió que un Vienes Santo, fue invitado a la Corporación de Los Ataos, cuando por una enfermedad se quedo sin visión, y cual fue la sorpresa para él, que Los Ataos lo vistieron de San Pedro el Vienes Santo Tarde, pero más sorpresa fue para su Familia, que vivía en la cuestecilla de Jesús, cuado les comunicaron que su Abuelo venia vestido de San Pedro, escoltado por “Chifarri Padre” y “Manuel Solís”. Su familia al verlo se quedaron perplejos y emocionados, cuando vieron al viejo “Pipeta” portando el Gallo hasta las cumbres del Calvario y haciendo la reverencia a Jesús de Nazareno.

También nos desvelaba José Antonio, que desde muchos años atrás, cuando las figuras de Los Ataos desfilaban por Santa Catalina, el subía al salón del Cuartel y pinchaba un clavel rojo, en una antigua fotografía, donde su Abuelo se encuentra vestido de San Pedro con el Gallo, clavel, que queda todo el año pinchado en dicha foto y que lo renueva cada Viernes Santo, retirando el viejo y reponiendo otro nuevo, cosa que seguirá José Antonio haciéndolo mientras el viva y la Corporación se lo permita.

A continuación el portavoz, le cedió la palabra al Presidente del Imperio Romano, Juan Venegas, dirigiéndole unas palabras muy sentidas, al Hermano Mayor Antonio Gálvez, aludiendo que procedía de una Familia totalmente Manantera, encabezada por su recordado Padre el gran (Chifarri), destacando la gran labor realizada en el Imperio Romano, recordando que cuando él llego a formar parte como Hermano del Imperio, solo era un jovencito deseoso de ser un buen Romano, aprendiendo de la calidad humana y Manantera de Manuel Gálvez, (Chifarri).

Siguiendo el protocolo, el portavoz le cedió la palabra, a nuestro Hermano y Presidente de la Agrupación de Cofradías Juan Fernando García Arroyo, quién con unas resumidas palabras, agradeció la deferencia por parte de la Cofradía de compartir esta comida de Hermandad con sus Hermanos de la Guía, comunicándonos, de que el próximo año asistirá como un Hermano más de la misma, ya que su mandato terminara pasada esta Semana Santa, terminando su intervención, elogiando la figura del Hermano Mayor 2011, Antonio Gálvez (Chifarri).

Sin receso, continuo el turno de intervenciones, tomando la palabra el Presidente de la Corporación de Los Ataos, José Gómez López, felicitando a su Hermano de Corporación Antonio Gálvez, por su mandato como Hermano Mayor de la Guía, comentando que para él y en nombre de la Corporación, era todo un orgullo que su Hermano vice-decano, tuviese el gran honor de ser quien dirigiera el paso de nuestra titular la Virgen de la Guía este año 2011, deseándole todos los parabienes del mundo y muchísima salud, para procesional a nuestra titular, por las calles de nuestro Pueblo, el Sábado de Ramos.

Sin descanso, tomo la palabra el encargado del grupo de música Ramón Rivas, comunicándonos de que iban a interpretar el pasodoble, Judas, Pedro y Pablo, que en su día, fue dedicado a Antonio Gálvez, y hoy que era el Hermano mayor de la Guía, iba dedicado a él. Mientra sonaba el citado pasodoble, Antonio Chifarri junto con el Cofrade Mayor, desfilaban por todo el salón del Imperio, bajo un alubión de aplausos, al paso por todas las mesas, mostrándole todo su afecto y cariño.

Ya casi a los postres, el portavoz Raúl Fernández, le cedió la palabra a nuestro Hermano Salvador González Gálvez, quien hizo una semblanza a su tío y Hermano Mayor de la Guía 2011, comenzando su alocución, subido a la escalinata de oradores del Imperio Romano, exponiendo que había que subirse en lo más alto, para hablar de un Manantero como su tío, Antonio Chifarri, Manantero donde los haya, entregado durante toda su vida, a fomentar y engrandecer a nuestra Señera Semana Santa, a su Corporación de Los Ataos y a su Virgen de la Guía.

Nos recordaba el hermano “Salvi”, dirígiéndose a la gran fotografía de su abuelo Manuel Gálvez, el gran “Chifarri”, que cuelga en un lugar preferente de las paredes del cenáculo del Imperio Romano, que “Antonio” era hijo de uno de los más grandes Mananteros, que habían surgido en nuestra Semana Santa.

Con el gracejo que le caracteriza al hermano “Salvi”, nos recordaba que la casa de los (Chifarri), presidida por su abuelos, Manuel y Ascensión, fue la clínica del humor, que grandes personajes de nuestro querido Pueblo, cuando querían descargarse de los problemas cotidianos, acudían al citado hogar, compartiendo un café y un rato de conversación por las tardes, con el matrimonio “Chifarri”, cargándose las pilas de optimismo con su agradable compañía, y ya estaban preparados para afrontar al día siguiente su quehaceres diarios, gracias al calor que recibían del inigualable matrimonio, (Chifarri y la Chifarra”, brindándoles todos los presentes, un largo y caluroso aplauso.

Tras las palabras del hermano “Salvi”, hizo uso de su intervención, con lagrimas retenidas, nuestro Hermano Mayor, Antonio Gálvez “Chifarri”, quien agradecía a su sobrino, Salvador González Gálvez, las palabras dedicadas a él. Dirigiéndose a todos los presentes, agradeciendo la masiva asistencia a esta comida de Hermandad, no sin antes, pedir permiso del uso de la palabra, al Cofrade Mayor, José Amador, saludando al Presidente de la Agrupación de Cofradías, Juan Fernando García, al Presidente del Imperio Romano, Juan Benegas y al Presidente de la Corporación Bíblica Los Ataos, José Gómez López, agradeciéndoles las palabras dedicadas a su persona.

También, “Antonio Chifarri” les daba las gracias a sus Hermanos músicos por su imprescindible presencia, animándonos con sus notas musicales, dándole a esta comida de Hermandad, un ambiente totalmente Manantero. También agradecía la presencia de José Antonio Torres Aguilar, electo Manantero Ejemplar 2011, felicitándolo por su nombramiento. Continuaba Antonio, deseándole al Capataz de Bastoneros de la Virgen de la Guía, Víctor Morales Jiménez, su pronta recuperación del grave accidente de trafico sufrido, esperando que se encuentre en perfectas condiciones, para dirigir a sus Bastoneros en el desfile Procesional del próximo Sábado de Ramos, dedicándole por parte de todos los presentes, un caluroso y largo aplauso.

El Hermano “Antonio” también agradecía a José García García, su presencia en este día, ya que el fue el Hermano Mayor de la Guía, el pasado año 2010, él se ofreció en todo lo que me hiciese falta de su trabajo como impresor desinteresadamente, ya que, el año pasado siendo su ayudante, lo arropo en todo momento. Continuaba el Hermano Mayor, haciendo unas pausas para respirar profundamente, por la emoción que le embargaba y con los ojos humedecidos, dirigiéndose a nuestra Hermana “Loli Parra”, viuda de nuestro inolvidable Hermano “Rubio Trenas” q.e.p.d., agradeciéndole su presencia en esta comida de Hermandad, sintiéndose feliz, ya que el sabía, que era la primera vez que ella acudía a este tipo de actos, haciéndolo porque era “Antonio Chifarri” el Hermano Mayor de la Guía, a sabiendas de que pasaría un mal trago, sin la compañía de su difunto marido, amigo donde los hubiera, pero que esto debería de hacerlo de vez en cuando, porque esto era bueno para ella, convivir con los Hermanos de Los Ataos y de la Virgen de la Guía, brindándole a la Hermana “Loli” un largo y caluroso aplauso.

Continúo diciendo el Hermano Mayor, que no podía olvidarse de las Hermanas de la Hermandad del “Cristo de la Inspiración” de la aldea del “Palomar”, agradeciéndole su masiva presencia en esta comida de Hermandad, aludiendo que no esperaba menos de ellas, arropándole con su presencia en este día. Recordando sentirse orgulloso de haber contribuido con su trabajo, a realizar sus sueños de procesional el Cristo de la Inspiración, hace ya quince años.
También les dijo, que podían estar orgullosas de que el mundo Manantero Pontano, el año pasado, había contado con la presencia de las Hermanas en dos ocasiones, llevando un tramo el paso de la Purísima Concepción y de la Virgen de la Soledad, en su Procesión extraordinaria en sus 250 aniversario de la Imagen de la Soledad, dándoles de nuevo las gracias por su presencia.
Continuando con su intervención el Hermano “Antonio”, se dirigió a Manuel Hurtado Ruz, mas conocido como “Manolo Huertas”, Hermano de nuestra Cofradía y medalla a los cincuenta años de permanencia, como Hermano de la Corporación de “Los Profetas”, elogiándolo por ello, ya que, para Antonio, era como un segundo Padre, al cual la tenia un gran cariño y que siempre contábamos con su grata presencia en todos los actos que organiza esta Cofradía.
Siguiendo haciendo uso de la palabra, nuestro Hermano Mayor, Antonio Gálvez, ya visiblemente emocionado, nos decía que se sentía inmensamente feliz, aludiendo encontrarse rodeado de buenos amigos y grandes Mananteros, siendo para el más que suficiente. Que le pidiéramos a Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Guía, que le diese fuerzas y salud, para poder procesionar el Sábado de Ramos a nuestra titular la Virgen de la Guía, junto con sus bastoneros y Hermanos, que de una forma u otra participan en el desfile Procesional por la calles de nuestro Pueblo, deseando que nos haga una espléndida tarde-noche, meteorológicamente y en todos los sentidos.
Continuo el Hermano Antonio comentándonos, que desde que nacieron todos los Hermanos y Hermanas “Chifarri”, nuestros Padres nos inculcaron, el saber estar, el ser amigos de sus amigos, el fervor a la Virgen de la Guía, y el amor a nuestra inigualable Semana Santa, lo mismo que nosotros se los trasmitimos a nuestros Hijos y Nietos.
Nos comentaba el Hermano Antonio, que como creyente que lo era, que desde el Cielo y a través de la gran foto de su Padre, que cuelga en las paredes de este Cuartel del Imperio Romano, “El Gran Chifarri” nos estará observando muy contento y comentando a la “Chifarra”, ¡Mira Ascensión!, como nuestro enfermito, cumple otro de sus sueños como Manantero, por ello Hermanos, cuando visito este Cuartel y miro esa gran foto, me siento orgulloso de ser Hijo, de uno de los más grandes Mananteros que han existido en la Historia de nuestra Semana Santa. Por las muchas cualidades como persona, excelente Padre, un Gran Atao y un superior Romano, que dedico gran parte de su vida, a trabajar por su Semana Santa.

Nos rogaba el Hermano Antonio, que sus intervención fuese un poco extensa, pero que hoy se sentía espacialmente feliz, porque en la mesa de su izquierda, se encontraba su pequeña familia, su hijo Antonio, que desde su niñez, carga sobre sus hombros a su Virgen de la Guía, a la cual le tiene un gran fervor, y que a su lado se encontraba su hija Lourdes, acompañada de su esposo Joaquín Lejías y los padres de éste, haciéndonos Abuelos de dos preciosos Nietos, Damián y Alba, los cuales les habían devueltos las ganas de vivir.
Y que como no, que a su lado, se encontraba la autentica Manantera, su esposa Isabel, la cual le había aguantado y seguía aguantándolo, mencionando las veces que ha estado en la soledad, para que él se dedicase a su larga trayectoria como Manantero. Que ella le había ayudado y seguía ayudándolo, a superar los trances mas difíciles de su vida, siempre a su lado, cuidándolo día y noche, para que su salud no se resintiera, para que el disfrutara de lo que Antonio más le gusta, su Semana Santa, diciéndole Gracias Isabel, por ser mi fiel esposa, la Madre de mis Hijos, que es lo más grande que me había ocurrido en mi vida.


Terminada la intervención del Hermano Mayor Antonio Gálvez, tomo la palabra, el Cofrade Mayor José Amador Beltrán, aludiendo que ya poco había que añadir, a lo ya expresado en esta comida de Hermandad, solo dar las gracias a todos los asistentes, a los Hermanos músicos que nos habían deleitado con su notas musicales.
Convocándonos para que asistiésemos a los cultos, de nuestra titular la Virgen de la Guía y como no, al desfile Procesional el próximo Sábado de Ramos.


Terminando la comida de Hermandad, todos desfilábamos por el salón del Imperio Romano, a los sones del “Barrabas”, himno de la Cofradía y de la Corporación de Los Ataos.

Redacción A. G. S.