Nuestras Figuras
 
Nace nuestra Corporación, como ya hemos comentado en el seno de la Hermandad de Jesús de Nazareno allá por el 1662, con las figuras de los dos Ladrones, los llamados buen y mal ladrón, que al ir amarrados es lo que da pié para el nombre de nuestra Corporación, Los Ataos.
 
Más tarde en los siglos siguientes, aparecen los Ladrones acompañados por dos Lacayos o Sayones Romanos, portadores de las cruces donde tienen que morir los Ladrones escoltados por una escuadra de Romanos, que, conducen a los reos al Calvario, donde tenían que morir junto a Jesús de Nazareno.
 
En el siglo XVIII, aparecen Judas el Desesperado y algo más tarde las de Pedro y Pablo; ya en el siglo XIX, el Viernes Santo diurno, queda completa toda la Corporación actual, incluyendo a Barrabás.
 
Comenzaremos describiendo a nuestras figuras por Dimas y Gestas, son los primeros componentes de nuestra Corporación a la vez que le dan su nombre, Los Ataos.
 
La descripción de estos personajes, nos los narra el hermano Antonio Gálvez Silva  “Chifarri".