FOTOGRAFIAS DE ACTUALIDAD 2013

SABADO DE RAMOS 2013

 

TRIDUO EN HONOR DE LA VIRGEN DE LA GUIA Y COMIDA DE HERMANDAD DE SALIDA

Como viene siendo tradición, la Cofradía de la Virgen de la Guía, celebro triduo en honor de nuestra titular, durante los días – 20 – 21 y 22 de marzo del 2013, con una buena participación de hermanos, hermanas de la misma, junto con sus familiares, amigos y otros que fueron participes del mismo, ocupando la - Sagrada Cátedra, Rvdo. Padre Fray Ángel Sánchez Cabezas, (de la Orden de los Carmelitas Descalzos de Granada), con unas Homilías llenas de contenido solidario, que los Cristianos debemos practicar durante todo el año, que María era el camino y guía donde tenemos que fijarnos, máxime en estos tiempos que estamos atravesando, porque ella también paso necesidades en su tiempo, junto con su esposo San José, para criar y dar de comer, a su hijo Jesús de Nazaret, salvador de los más desfavorecidos, dando su vida por defenderlos.


Hay que destacar, que el ultimo día del Triduo viernes de Dolores, se estrenaba por nuestro Coro Santa Cecilia, un canto dedicado a la Virgen de la Guía, compuesto por su Director Rafael Sánchez y Carlos Delgado, una gran obra que se cantara en adelante, todos los viernes de Dolores en el triduo, dedicada a Jesús Gálvez (Chifarri). Desde estas líneas, la Cofradía queda totalmente agradecida al Coro, por tan magnífica obra.

Como también viene siendo tradición, los hermanos de la Virgen de la Guía, celebraron, comida de hermandad, el sábado 22, al mediodía, en el cuartel de Los Ataos, Corporación matriz de la Virgen de la Guía, con una buena participación de hermanos de la misma. Sobre las tres de la tarde, el Cofrade Mayor José Amador Beltrán, daba la bienvenida a todos los allí presentes, y muy especialmente a los Jóvenes hermanos del 1º de la Guía.


Seguidamente, el hermano Salvador González y Vice Presidente de la Agrupación de Cofradías, bendecía la mesa y los alimentos a degustar, Rezando un Padre Nuestro y un Ave María. En el trascurso de la comida, el Cofrade cedía la palabra al presidente del 1º de la Guía, quien nos decía, que agradecía en nombre de todos sus hermanos, la confianza depositada en ellos, desde que se fundó su corporación, que gracias a la Cofradía, ellos forma parte de la Agrupación de Cofradías y Figuras Bíblicas, de la mano del entonces Cofrade Mayor Jesús Gálvez, ofreciéndose a colaborar de la forma que el nuevo Cofrade Mayor, salga de las elecciones a celebrar, informándonos también, que tenias contacto con otro grupo de jóvenes, que también quieren ser hermanos de la Guía.

También, el Cofrade Mayor Honorífico Antonio Gálvez, hacia uso de la palabra, resaltando la gestión del Cofrade Mayor, durante su quinto mandato, aludiendo que como cualquier ser humano, había tenido sus aciertos y desaciertos, pero que la Virgen se había posesionado, durante los cuatro años anteriores, con la lucidez y seriedad que nos caracteriza. Felicitando al hermano Mayor Raúl Fernández, por su mandato en este 2013, deseándole que el tiempo meteorológico nos acompañe y nuestra madre recorra las calles del pueblo, como ella se merece, terminado como en el es habitual, cantándole al hermano Mayor una Saeta alusiva a la Virgen.
Haciendo también el uso de la palabra, el hermano Fº.J. Membiela y adhiriéndose a lo comentado por el hermano Antonio Gálvez, decía que el 1º de la Guía, junto con los jóvenes Ataos y del recto de la Cofradía, trabajando todos al unísono y poniéndole buena voluntad, el futuro de la Cofradía estaba asegurado. Felicitando también al hermano Mayor Raúl Fernández por su mandato, y que aunque de momento llovía sin cesar, seguro que a la hora de la salida, cesaría la lluvia y podría lucirse al mando de los bastoneros, con nuestra madre.


El Cofrade Mayor, José Amador Beltrán, hacia uso de la palabra, agradeciendo a todos los hermanos de la Cofradía, la confianza depositada en él, durante su mandato. Que el solo era la cabeza visible de la Cofradía, pero sin el apollo de todos los hermano, ello no hubiese sido posible, y que sin la ayuda de Salvador González, promotor de las dos cruces de Mayo y sin la ayuda de Manuel Cano y Antonio Morillo, en su labor como mayordomos y todos los que de una forma u otra habían trabajado, su labor Cofrade Mayor no hubiese sido


posible, alegando y asumiendo los errores y las virtudes, pero que el cargo que a él se le había encomendado, lo ha desarrollado de la mejor forma, dentro de sus posibilidades y el tiempo que su trabajo le había permitido.
Cerrando la tarde y el turno de intervenciones, tomaba la palabra el hermano Mayor Raúl Fernández, quien visiblemente preocupado por la lluvia, agradecía el poder ser hermano Mayor de la Guía. Ello se lo debía, al difunto hermano (Rubio Trenas) y a su tío Eduardo Cosano el (Cartero), que fueron sus padrinos para formar parte como hermano de los Ataos, y como es obvio también de la Virgen de la Guía, y máxime al estar casado con la camarera mayor, su esposa Mari Carmen Jiménez, a la cual agradecía su apoyo en todo momento.


Ya a la hora indicada, nos dirigíamos a la Iglesia para celebrar la Función de Regla, en honor de nuestra madre, la Virgen de la Guía. Predicada magistralmente, por el Rvdo. Padre Fray Ángel Sánchez Cabezas, y el acompañamiento de la Schola Cantorum Santa Cecilia, resultado de gran brillantez.

Tras ello, nos disponíamos a hacer estación de penitencia con nuestra madre a la hora indicada, pero la lluvia no cesaba, teniendo que aplazar la salida media hora, con el consentimiento del Presidente de la Agrupación de Cofradías Miguel Granados y los cargos directivos más relevantes de la Cofradía, junto al Cofrade Mayor de la misma, quien estaban en con el contacto permanente, de la información del parte meteorológico y de los pueblos más cercanos, hubo que prologar media hora más la salida, es decir hasta las 9 de la noche. Al no dejar de llover, se tomo la decisión de dejarla encerrada.

Entre llantos de impotencia de todos los hermanos de la Cofradía, por no poder hacer estación de penitencia, los bastoneros mecieron a la Virgen dentro de la Iglesia, acompañada por la banda de música, que entonaban las dos marchas de la Virgen de la Guía y el pasodoble (Barrabas).


Aunque todos los hermanos destrozados, por tan acertada decisión, se le cantaron Saetas por parte del el hermano Mario Quero, Antonio (Chifarri) y Rafi Herrador, ayúdante de Camarera de la Cofradía, haciendo brotar las lagrimas de los hermanos y del publico espectador, que protegidos de sus paraguas, no se movieron de la Calle, hasta que se serraron las puertas de la Iglesia.

Hay que destacar, que desde el año 1974, cuando la Cofradía se reorganizo, nunca se había dejado de hacer estación de penitencia, pero nuestra madre este año ha querido que así sea, experimentado todos los hermanos, lo que se siente cuando una Imagen tiene que quedarse


encerrada en su templo. Esperanzado que el año próximo si ella así lo quiera, salga en procesión, recorriendo las calles de nuestro pueblo, radiante y bella, como ella lo es.


Redacción de A. G. S.