Visita del Webmaster a la Corporación.

 

Con el Permiso del Presidente y de todos vosotros hermanos.

Aprovechando la oportunidad que nos brinda la noche, voy a dedicarle unas palabras el Hermano “Migueli”. Es para mi un gran placer el que nos hallas acompañado a compartir esta noche mesa y mantel y como no, nuestro desfile a las cumbres del Calvario junto con los Ataos.

Primero déjame que te de mi más sincera enhorabuena, por esa magnífica y exitosa página Web que has diseñado con tanto mimo para Los Ataos.

Aunque ya te felicité en su momento, vuelvo a hacerlo de nuevo. Por otra parte, decirte porque yo lo he tenido que hacer en su momento, lo difícil que ha sido para ti el dejar tu Corporación, un Sábado de Cuaresma para asistir a otra, pero no lo has realizado solo, has venido bien respaldado acompañado de algunos de tus hermanos, esencia joven del Apostolado.

Querido Hermano “Migueli”, tomar la palabra esta noche y dirigirme a ti, no es solo por lo que has hecho por los Ataos, sino también es para agradecerte a título personal, por los detalles que tuvistes conmigo cuando fui Manantero Ejemplar. Nos conocemos desde hace muchos años y te califique como un Hermano más, de los que ocupan plaza en una Corporación, pero cuando conviví con vosotros en los Apóstoles, me di cuenta de tu gran categoría humana como persona, y que eres un Manantero por los cuatro costados, aunque haya alguno que opine lo contrario. Tienes cualidades, para que en un futuro seas Manantero Ejemplar.

Siendo tu presidente de los Apóstoles, apoyasteis mi candidatura para ser Manantero Ejemplar, por supuesto con el visto bueno de tu corporación. Al primer acto que yo asistí aún no siendo ratificado por la Asamblea de la Agrupación de Cofradías, fue tu invitación para compartir con los Apóstoles, la junta del día de la Candelaria, que con tanto arraigo celebráis. Podéis sentirse orgullosos por lo bien que lo lleváis.

También esa noche observe como tu siendo tan joven te ganabas el respeto y el apoyo de tus hermanos y sobre todo los que llevan muchos años y una larga trayectoria en el Apostolado. Quiero decirte que aquella noche lo pase Bomba, con la rosquilla colgada al cuello, la cual tengo guardada, en un lugar preferente de mi casa.

Y de esa gran noche pase a otra gran noche y compartir con vosotros esas famosas y exquisitas albóndigas del Viernes Santo noche, y después hacer el desfile con vosotros tocando el tambor, con la grata compañía, de mi hermano Jesús Chifarri, y con el presidente de la Agrupación de Cofradías,….. tuvimos mala suerte, por la culpa de la lluvia, pero nosotros hicimos el recorrido, se le pudo cantar a los pasos que se arriesgaron a salir, y visitar al resto que se quedaron encerrados en la Iglesia del Dulce Nombre. Allí todos empapados por la lluvia y con los tambores destemplados, frente a la Soledad, se le cantaron saetas alusivas a la Virgen y otras de vuestro repertorio.

Una noche extraordinaria al igual que la de la Candelaria, las cuales no se me olvidaran nunca, y todo gracias a ti hermano Migueli, que pusistes todo tu empeño para que yo disfrutara de ello.

A la vuelta de seis o siete años, esta Corporación debe aprovechar los acontecimientos que se nos vienen encima, tales como medalla de 25 años, medalla de 50 años y lo más importante el 350 Aniversario de Dimas y Gestas como figuras bíblicas en la Semana Santa. Deseo y espero que el Terrible nos de vida y podamos celebrarlos, porque en este cuartel hay hermanos capaces de llevar este proyecto hacia delante. Yo a título personal, creo querido Migueli, que tu lo das todo sin pedir nada a cambio, tienes una gran experiencia para colaborar con los Ataos cuando llegue su momento.

Migueli espero que hayas disfrutado esta noche con nosotros como yo disfrute con ustedes en los apóstoles. Por tanto levanto mi copa y brindo por ti.

Ya tengo mi copa vacía
El calido néctar de la amistad
Mar donde la brisa tiene su reino
Este vino me ha embriagado
Y desde entonces vivo ebrio.

La vibrante Cuartelera
Ardiente llama sonora
Es aguda saeta punzante
Que rauda y
Sacude mi corazón
Donde ya todo es amor.

Hermano “Migueli”
Bebo contigo esta uvita
Para que aliente mi fuego
Yo también quiero caminar
Junto contigo
Hasta las cumbres del Calvario
Y allí arrodillarnos juntos
Ante Jesús Nazareno

Y ya de vuelta en el cuartel
Bajo la Vieja Cuaresmera
Quitarle la sexta patita
Porque ya llega
El Domingo de Ramos.

Lleno mi copa de nuevo
Para brindar contigo hermano
Que Dios nos de larga vida
Para vivir de nuevo contigo
Un sábado de Romanos.